CUMMINS desafía lo imposible

A un siglo de ser fundada (febrero de 1919), Cummins Inc. Se constituyó como una corporación dedicada al diseño, manufactura, distribución, construcción y prestación de servicios para motores diésel, además de ser una empresa  tecnológicamente avanzada en temas relacionados con los sistemas de combustible, controles, manejo y refrigeración comercial, filtración, control de emisiones y sistemas de electricidad.

Su legendaria confiabilidad y soporte de clase mundial le ha valido ser líder de mercado a nivel global. Con sus motores diésel de 6.7 litros Turbo, y hasta los motores industriales, ha hecho que su pasión vaya más allá de su potencia.

Cummins pasó de ser una pequeña empresa a un gigante de la industria global. Su nombre proviene de un apasionado mecánico autodidacta llamado Clessie Lyle Cummins quien junto con WG Irwin Miller fundaron hace un siglo la empresa que hoy conocemos.

Gracias a sus productos de alta calidad, la empresa comenzó a ganar mercado desde sus inicios y ya para 1940 Cummins ofrecía la primera y única garantía en el mundo por 100 mil millas.

En la década de 1950 en Estados Unidos se lanzó un programa para conectar a todo el país mediante carreteras, en este despliegue de modernización Cummins y sus motores fueron grandes protagonistas, puesto que los constructores exigían motores económicos, poderosos, flexibles y durables, sin duda sólo Cummins podía responder a estas exigencias. Con un mercado interno en crecimiento exponencial, la marca vio fuera de sus fronteras para para establecer instalaciones de manufactura y distribución de motores. 

Con este plan en mente hacia finales de la década de 1960 la Red de Distribución y servicio de Cummins se había expandió a 98 países con 2 mil 500 puntos de atención y con la mayor presencia internacional como productor de motores diésel en el mundo. En 1970, el gobierno de los Estados Unidos establece un nuevo estándar para las emisiones generadas por motores a diésel; gracias a su constante búsqueda de nueva tecnología, Cummins no solo cumplió, sino que excedió ampliamente los estándares y al mismo tiempo mejoró el rendimiento de combustible en sus motores. Durante más de tres cuartos de siglo, Cummins ha sido el líder en la manufactura de motores y componentes diésel en Estados Unidos y el mundo. 

Actualmente en México, Cummins tiene más de 150 puntos de servicio certificados siendo la red líder en soporte postventa con rescate carretero las 24 horas los 365 días del año. Aunado a esto, Cummins es el único fabricante de motores que cuenta con plantas de manufactura en México y tiene más de 860 patentes activas. Gran parte del del éxito mundial de Cummins se basa en su compromiso con el cliente, construyendo productos de alta calidad con tecnología de punta, compromiso que se generó desde la misma fundación de la empresa.

Actualmente los motores Cummins son la muestra de cómo se hace el trabajo: limpios, eficientes y siempre confiables. A la fecha cuenta con las divisiones “Dentro de Carretera”, “Fuera de Carretera” y “Marinos”, motores que dan potencia desde los camiones mineros de 360 toneladas hasta ambulancias, y a una línea completa de motores diésel marinos comerciales y recreativos.

Te puede interesar

error: Contenido protegido.