Alemania limpia el aire con… diésel

• Aire limpio para todos.
• Reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno lo más rápido posible.
• “Programa de Aire Limpio Inmediato para 2017-2020”.

La Comisión Europea aprobó un presupuesto por 107 millones de euros para apoyar la modernización del diésel. Esto es, que la propia Comisión ha apoyado el plan que Alemania presentó para la actualizar tecnológicamente los autobuses del transporte público de 90 municipios y hacerlos más ecológicos. El apoyo público cubrirá los costos de los sistemas de modernización y su instalación.

El Programa presentado por Alemania sobre la transformación de la flota de transporte de pasajeros en el sistema público está alineado con las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales, y que dio paso a la autorización de 107 millones de euros y que ayudarán a que las emisiones de óxidos de nitrógeno sean significativamente más bajos.

La medida alcanza para modernizar hasta 7 mil autobuses con motor diésel, lo que redundará en una reducción de aproximadamente 2 mil 200 toneladas de óxidos de nitrógeno por año.

A corto plazo deberá mejorar la calidad del aire y la salud pública, de las ciudades en específico. Además, esta decisión de apoyar al transporte con 107 millones de euros incentivará la inversión en vehículos ecológicos, mejorando así la calidad del aire.

Este apoyo monetario incluye costes de los sistemas de remodelación y su instalación. Se espera una reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno de cada autobús en al menos un 85%. La decisión de hoy es otro ejemplo de cómo las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales permiten a los estados miembros apoyar la lucha contra la contaminación del aire. En febrero de 2018, la Comisión ya había aprobado una ayuda estatal para Alemania.

El presupuesto de 107 millones de euros destinado a la compra de los autobuses para los 90 municipios de Alemania mejorarán las condiciones de vida de los habitantes y el gobierno alemán evitará nuevas prohibiciones a la circulación de vehículos a diésel en centros urbanos. En este sentido el gobierno está consciente de que deberán bajar las emisiones en los próximos años de hasta un 85% y está dispuesto a hacer inversiones adicionales para lograrlo.

La Comisionada del gobierno a cargo de la política de competencia, Margrethe Vestager dijo que la medida alemana es muy buena ya que ofrece a los operadores del transporte público incentivos y se alinea con los objetivos medioambientales de la Unión Europea.

Ya Angela Merkel en la cumbre de los G20 en Berlín señaló que el apoyo para el programa “aire limpio” podría ampliarse, de tal manera que el gobierno fomente el cuidado al medio ambiente.

Te puede interesar

error: Contenido protegido.