Para la ANPACT es prioritario trabajar en seguridad, medioambiente y competitividad

Las autoridades juegan un papel importante en el desarrollo de la industria

En un año de grandes retos, la Asociación Nacional de Productores de Autobuses Camiones y Tractocamiones (ANPACT) asume con acciones concretas los temas que ocupan a la industria: seguridad, medioambiente y competitividad. Tras un intenso trabajo que incluye el acercamiento puntual con autoridades de los diferentes niveles de gobierno se ha avanzado en las problemáticas y para conocer más a fondo las acciones que se han tomado nos entrevistamos con Miguel Elizalde Lizarraga, Presidente Ejecutivo del organismo. “En los últimos meses hemos experimentado un cambio en el Poder Legislativo y el Ejecutivo, por lo que estamos viviendo una nueva interacción con las autoridades que ha generado una buena comunicación, por ejemplo, en el tema del robo al autotransporte participamos en una reunión con el Secretario de Seguridad Pública en conjunto con todas las Cámaras y Asociaciones del autotransporte (CANACAR, CANAPAT, CONATRAM y ANTP) además de CONCAMIN; si bien aún no vemos los resultados que quisiéramos en la disminución del tema del robo sí se ha dado una reducción importante en ciertas zonas como Puebla, que como sabemos era una de las zonas con una mayor incidencia ”.

Otro de los temas importantes es el marco regulatorio que impacta directamente a los fabricantes en tanto la NOM-044 de SEMARNAT que va ligada al tema de combustibles, la NOM-012 de SCT -que recordemos define los dispositivos de seguridad obligatorios que deben equipar los vehículos que se emplacan por primera vez-, al mismo tiempo y como sabemos a finales de 2018 la CRE aprobó el Acuerdo que establecía que la región Centro-Bajío, sería excluida de manera temporal de la NOM-016-CRE, Especificaciones de calidad de los combustibles, en relación al suministro de diésel ultra bajo azufre (UBA), “este decreto ya venció el primero de julio y en teoría en todo el país debería haber diésel UBA, pero en los muestreos que hemos llevado a cabo nos hemos percatado de que sólo el 75% de las estaciones cuentan con este tipo de combustible, lo que revela que la normativa se está incumpliendo y este es un tema muy importante porque sin el diésel UBA no podemos pasar a las siguientes tecnologías ambientales, lo que no es aceptable porque nosotros decimos ni un paso atrás en la NOM-044, porque lo más importante es la reducción de los contaminantes”.

Ante la situación y derivado del plan de inversiones en PEMEX en lo siguientes años, la realidad es que no se tendría disponibilidad de diésel UBA en todo el territorio mexicano hacia 2021 que es la fecha de entrada de la normativa Euro VI, ante ello la industria alza la voz y recientemente se ha acercado a la SEMARNAT para transmitir sus inquietudes con la consecuente petición de que en los siguientes años permanezca la tecnología Euro V/EPA 7 hasta que se asegure el diésel UBA, de este modo las dos normativas convivirían simultáneamente y el usuario estaría en la capacidad de decidir con qué tecnología puede operar; todo en aras de la salud pública y seguridad vial.

El Presidente Ejecutivo de la ANPACT nos refirió que lo fundamental es capitalizar la nueva normativa ambiental puesto que a todos nos conviene tener una flota moderna, “es necesario impulsar una sustitución vehicular de manera integral para tener vehículos más seguros y eficientes, por ello hemos promovido los incentivos verdes para la adquisición de nuevas tecnologías, así como el financiamiento, sabemos que en México tenemos empresas muy comprometidas que ofrecen excelentes esquemas, pero necesitamos hacerlos más competitivos con tasas de interés más bajas y esto se puede lograr de la mano del gobierno. Por ello hemos trabajado de cerca con NAFIN que ofrece créditos en condiciones competitivas para comprar unidades nuevas y seminuevas, a fin de apoyar en la modernización de unidades de transporte de carga, pasaje y turismo de la micro y pequeña empresa”.

Y por supuesto algo que no se nos debe escapar es que el fin de todas las acciones es la competitividad que va muy de la mano de la profesionalización que no se enfoca sólo en aprender a operar un vehículo, sino cómo manejar el negocio y claro que esto incluye el marco regulatorio, pero además la capacitación de nuevos operadores que, como sabemos es un tema sensible para la industria del autotransporte, pues en palabras de Miguel Elizalde este hecho puede llegar a impactar su crecimiento, “ante ello todos nuestros asociados están trabajando muy de la mano con las Cámaras y Asociaciones del autotransporte justamente porque saben que es uno de los temas que más preocupa a la industria y han habilitado centros de capacitación tanto para mecánicos como para operadores”.

Te puede interesar

error: Contenido protegido.