Dolly: el eslabón que une remolques

Uno de los elementos mecánicos que más uso se le ha dado en la industria del transporte en los últimos 40 años en América del Norte es el Dolly. 

¿Qué es un Dolly?, es un elemento que permite vincular o unir dos remolques para ser jalados. Este eslabón de unión entre remolques permite que se pueda enganchar y mover los tráilers. Los Dollys se construyen sobre una sección de chasis, cuentan con uno o dos ejes con suspensión mecánica o neumática, una 5ta rueda y sistemas de frenos neumáticos. Comenzaron a ser muy utilizados en la década de los 60 cuando se empezaron a utilizar los vehículos LCV (Long Combination Vehicle) en Estados Unidos.

Este tipo de tractocamiones, se utilizaron para jalar dos o más remolques, en ciertas rutas de algunos estados de la Unión Americana. Luego los LCV se fueron popularizando y esto impulsó el uso del Dolly. Así los dobles o triples tráilers, comenzaron a utilizarse ampliamente cuando en la década de los 60 empezó una trasformación industrial y de transporte, donde el volumen empezó a ganar más presencia que el peso en el transporte. Igualmente, el crecimiento de los transportes de courier que se desarrollaron en los años 80 impulsó a utilizar masivamente los Dollys en empresas que se dedicaban a estos transportes específicos. Estos remolques LCV gracias a la invención del Dolly lograron ser más eficientes en la relación tonelada/kilómetro.

Este uso, luego de extenderse en Estados Unidos, se trasladó a Canadá y más tarde a México en dónde el Dolly comenzó a hacerse famoso con la aparición del full tráiler que permite el vínculo entre dos remolques estándar, aumentado fuertemente la carga trasladada, mejorando el rendimiento de costos en la relación tonelada/kilómetro.

El Dolly permite conectar con su 5ta rueda el perno rey del remolque a jalar, dándole soporte con su estructura y ejes al tráiler y también dirección al mismo; gracias a la vinculación que se origina por el uso de un ojal y gancho como también el uso de una lanza (drawbar).    

A pesar de sus beneficios el Dolly han sido víctima de acusaciones y ataques, por considerarse como un factor recurrente en algunos accidentes ocurridos en México, con lo que los Fulles han estado en el ojo de la tormenta en los últimos años; pero ¿qué hay de cierto sobre la peligrosidad de su uso? El gobierno mexicano ha dispuesto una serie de requisitos para habilitar su uso y que son exigibles en este último tiempo. Este acople en México debe ser emplacado y deber recibir previamente una revisión técnica para comprobar su buen estado. Debe tener además, una doble cadena de seguridad, sistema antibloqueo de frenos (ABS), uno de los requisitos técnicos más importantes, sistema de ajuste automáticos de los forros o zapatas en frenos, doble cámara de doble acción para los frenos (freno de servicio y de estacionamiento), solo así será habilitado para su uso en carretera, lo que es crucial cumplir puesto que se calculan que en México existen más de 40 mil acoples tipo Dolly.

¿El porqué de estos requerimientos? El incremento de los accidentes ha hecho que el gobierno mexicano ponga el ojo en estos acoples, esto como consecuencia de los accidentes en los últimos años con Fulles cuyo uso se ha disparado en el país. El principal problema del uso del Dolly está en los full tráiler, son muy largos, más de 30 metros. Esta longitud entre remolques, solo unida por el elemento de vinculación Dolly, puede llegar a presentar algunas dificultades. En especial con la estabilidad direccional cuando las carreteras están en mal estado, al doblar en una curva cerrada o cuando se frena, en forma imprevista. Aquí gracias a su vinculado por una lanza y gancho entre un remolque y otro, los riesgos de una aceleración transversal o lateral aumentan. La longitud lo que hará es que se amplifique hasta más de 3 veces, cualquier movimiento repentino generado por el tractocamión, generando derrapes o coleos en el último remolque, lo que aumenta el efecto “tijera”. Es decir, el último remolque, tiende a perder el control, bajo ciertas circunstancias, igualmente cuando se toma una curva o en una maniobra por ejemplo evasiva, que se genera habitualmente en las carreteras. Por esta razón es fundamental el uso de ABS, para evitar que se bloqueen las llantas y así se genere el efecto de pérdida de control.

Y es que la aceleración no sólo se genera en las curvas, sino también a la hora del frenado, que, de producirse un bloqueo o pérdida de control, generará esta inestabilidad que se amplificara hacia el último remolque, que cuando más largo es, mayor será la amplificación.

Por lo tanto, el uso del Dolly cuyo acople permite aumentar la longitud de los camiones, deben ser tomado muy en serio y exigir que sean operados por personal calificado; finalmente en relación a los usos del Dolly es que este acople no siempre es responsable de los accidentes o siniestros, en lo camiones Fulles, la carga pasa a ser un elemento principal, ya que según el tipo podrá aumentar o disminuir el centro de gravedad de la unidad, con lo que la pérdida de control del vehículo ya está dado por el uso de remolques vinculados por Dolly, el tipo de remolque, caja seca, cama baja, etc. y por la carga.

En resumen, en otras partes del mundo, se ha limitado el uso de los Dolly por la introducción de los vehículos Bitren o Tri Trenes de ruta, que vinculan dos remolques entre sí por medio de una 5ª rueda, pero que esta soldada al remolque que es jalado por el tractocamión. Esta solución, le otorga, mayor estabilidad direccional, menos radio de giro, menor aceleración lateral o tangencial y menos coleo. Estos beneficios logran que el Bi Tren sea muy utilizado en el mundo.

Te puede interesar

error: Contenido protegido.