Volkswagen Vehículos Comerciales con más de 60 años en Hannover, Alemania, se destaca como un verdadero legado

Un referente en el mundo automotriz con 65 años de historia en México.
La planta de Volkswagen en Hannover, Alemania representa un matrimonio a prueba de control de calidad.

Al arribar a la planta de Hannover en Alemania todo se transformó en expectación, curiosidad y sorpresa llegando al grado de impacto, junto con emoción, sensaciones que provocó la innovación tecnológica que la marca nos presentó en nuestra visita a su planta de Hannover.

Aldo Arias, responsable de marketing e Ingrid Serrano, responsable de Relaciones Públicas, ambos para Volkswagen Vehículos Comerciales México planearon a detalle tan fabuloso recorrido. La idea que nos dejaron ver fue la perfecta, ya que nos llevamos un cúmulo de aprendizaje y experiencia del origen de la generación T y por supuesto de la gran calidad de la marca.

Desembarcamos en la planta y nos encontramos con las palabras perfectas para describir el legado de Volkswagen “ las memorias te llevan mas allá de los recuerdos” y efectivamente nos llevamos una visión general de la evolución de la marca que le ha dado identidad a nivel mundial.

Una idea genial fue la que tuvo un importador holandés  llamado Ben Pon, que recorría los terrenos de la fábrica de Wolfsburg, Baja Sajonia en Alemania, cuando un vehículo llamó su atención; empleados de la planta habían fabricado un móvil para facilitar el traslado de las planchas pesadas de una nave a otra. A partir de este suceso dibujó un tipo de vehículo con una cabina amplia, motorización trasera y una estructura rectangular, de donde nacería el primer Transporter (T1) y que fue presentado como prototipo en noviembre de 1949 a puerta cerrada embestido con el nombre de “Bulli” del alemán “Bulling” que significa fornido.

El 8 de marzo de 1950 inició la producción en serie del modelo -hasta el momento de mayor éxito en la historia de la marca-. El Volkswagen Transporter saldría a un ritmo de 10 vehículos al día. Su mercado se concentró en profesionales, pequeños industriales, comerciantes, pequeñas y medianas empresas; la clave era cubrir un nicho de mercado desatendido en Europa Central por la Segunda Guerra Mundial.

Técnicamente fue un modelo que utilizaba el motor y los ejes del mítico “Vocho”, montado en una carrocería autoportante apoyada sobre un bastidor en escalera. Su carga útil era de 750 kg, un motor de 1.131 centímetros cúbicos, con una potencia de 3.300 rpm de 18 kw. Su capacidad de carga para 8 personas en 2 filas de asientos traseros desmontables para transportar carga.

La presentación de la versión plataforma, contaba con una superficie de almacenamiento de 4m2 con la posibilidad de cubrir con lona, sin duda era el compañero ideal de los profesionales de la construcción.

Este gran proyecto necesitaba de una fábrica y el lugar idóneo en Alemania fue Hannover. Llegó 1954 y rápidamente se toma la decisión, ya para 1955 se colocó la primera piedra de lo que hoy es la gran línea de montaje de los modelos T.

En 1956 se inicia la producción en serie y dos años más tarde también la fabricación de los motores. Para 1962 sale de la línea de producción del Transporter un millón.

1967 inicia con la producción de la generación T2, doce años más tarde la generación T3 ve la luz. En 1980 con motor a diésel de 50 CV.  Para 1990 sale la cuarta generación del Transporter (T4) con motor delantero y su éxito fue arrollador pues se comercializaron medio millón de unidades. El Volkswagen Transporter T5 sólo ha experimentado algunos cambios y su éxito continúa.

Hoy en día, Volkswagen presenta una nueva versión del ícono de los vehículos comerciales, el Bulli. Lo que una vez comenzó como un boceto en la agenda de Ben Pon, en la década de 1950 el importador holandés de Volkswagen en los Países Bajos ahora evoluciona en un nuevo Multivan 6.1 con sistemas de seguridad mejorados, dirección asistida electromecánica, instrumentos digitales y un motor 2.0 TDI con Hasta 199 CV. Una versión completamente eléctrica estará allí el próximo año.

Durante seis generaciones, desde la T1 a la T6, Volkswagen Commercial Vehicles ha vendido casi doce millones de unidades en todo el mundo. Muchos de ellos están en servicio como vehículos de pasajeros, taxis y transporte público, o para transporte VIP. Ahora la línea de productos está recibiendo una actualización: T6.1. El nuevo a bordo es la última generación de sistemas de información y entretenimiento Volkswagen con una tarjeta SIM integrada que permite un acceso continuo en línea. También nuevo: el diseño frontal, el panel del tablero que alberga una Cabina Digital y la tercera generación de la matriz de información y entretenimiento modular (MIB3) con una pantalla de 10.25 pulgadas. Las nuevas características para el trabajo diario incluyen una toma de corriente de 230 voltios en el asiento del conductor y un compartimento con cerradura en el asiento doble del lado del pasajero.