Aún confiamos en que no se tome una decisión equivocada sobre la regularización de vehículos usados

  • El Presidente ha reconocido el valor de la distribución automotor para la economía del país
  • Ante la crisis del sector una legalización sería un duro golpe para la formalidad
  • La AMDA propone un esquema de financiamiento para renovar el parque vehicular de micro y pequeños empresarios

A pesar del riesgo latente de que el presidente Andrés Manuel López Obrador autorice una regularización masiva de vehículos ilegales, la AMDA hace eco de que el Presidente aún no ha tomado una última decisión.

“Él está ponderando lo que ha sido la demanda a su gobierno por parte de quienes representan a los propietarios de los vehículos ilegales, pero también ha dejado claro que el sector automotriz, concretamente los distribuidores de automotores son un pilar de la economía en cuanto a que generan empleo y contribuyen con una captación de importantes impuestos y que se vería afectado con una decisión de esta naturaleza”, dijo Guillermo Rosales.

En conferencia de prensa afirmó que el sector automotriz organizado está pidiendo al Presidente López Obrador que no cometa la equivocación que en su momento cometió el Presidente Vicente Fox de autorizar una regularización sin ningún control y permitiendo la entrada indiscriminada de vehículos basura.

“Esto, actualmente en la situación de crisis en que nos encontramos los distribuidores de automotores, sería un golpe muy fuerte para la formalidad que representa este sector, además de mandar una muy mala señal en cuanto a la confianza de los inversionistas, pues se estaría también contribuyendo a que hubiera una caída aún más pronunciada de las ventas”, advirtió.

El vocero de la AMDA explicó que han tenido la oportunidad de tener acceso a la Secretaria de Economía Graciela Márquez, con la titular del SAT Margarita Ríos-Farjat, con el nuevo administrador general de Aduanas Ricardo Ahued e interactuado en el Senado de la República y la Cámara de Diputados, todos ellos ligados directamente al ámbito cercano de decisiones del Presidente.

“Seguimos confiando en que no se cometerá un error y de que en todo caso se dará pauta para escuchar a nuestro gremio y en caso de que se decida dar facilidades administrativas para hacer una importación de vehículos usados se proceda conforme a las mejores prácticas y a los ejemplos que han dado resultados ya en el pasado. En ese sentido, estamos dispuestos a acompañar en el mejor deseo de que nuestro país tenga salvados los derechos de la formalidad y que tal como ha dicho el Presidente: ‘al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie'”, recordó.

En contraste a una regularización, Rosales Zárate anunció que están planteando a la Secretaría de Economía un modelo exitoso de facilidades para el acceso al financiamiento para las micro empresas y empresarios para la renovación de su parque vehicular, esto a través de la combinación de recursos directos de la Secretaría de Economía y a través de Nacional Financiera con el esquema de garantías crediticias.

“Con ello podríamos obtener un buen nivel de financiamiento para la adquisición de vehículos, sobretodo, de trabajo, para que impulsen la productividad en un esquema de ganar-ganar, ya que por un lado se reactivaría el mercado interno automotor en crisis y por el otro se dotaría de mejores herramientas a las micro y pequeñas empresas”, argumentó.

Te puede interesar